Citroën Berlingo Electric: limpia y silenciosa

Novedad Novedad Citroën Berlingo Electric

La variante eléctrica de la Citroën Berlingo incorpora las últimas tecnologías puestas al servicio del transporte profesional y de la movilidad sostenible, resultado de lo cual es un motor de cero emisiones.

Fabricada en la planta del grupo PSA (Peugeot-Citroën) en Vigo, la Citroën Berlingo Electric tiene en su economía de utilización, su respeto por el entorno y su espacio útil su principal reclamo. En este sentido, a diferencia de lo que sucede en otros vehículos comerciales eléctricos, mantiene las mismas cotas de volumen (hasta 3,7 m3) y de carga útil (695 kilos) que la Berlingo convencional.

Para ello se han integrado los distintos componentes de la cadena de tracción eléctrica bajo el capó y la carrocería, dejando de este modo libre el espacio de carga. El hecho de que la batería se sitúe bajo el piso, a ambos lados del eje trasero, garantiza un reparto de pesos óptimo. Asimismo, las suspensiones han sido objeto de una puesta a punto específica y los neumáticos son de estructura reforzada.

En cuanto al motor, se ha desarrollado en colaboración con Mitsubishi Motors Corporation. Integra baterías de 22,5 KWh de capacidad que proporcionan una autonomía de 170 kilómetros, cifras que se han logrado gracias a unas nuevas células de 75 A de capacidad. Además, entrega una potencia máxima de 49 kW (67 CV) de 4.000 a 9.200 rpm, con un par máximo de 200 Nm ya desde el mismo momento que se inicia la marcha y en toda la banda de utilización. El fuerte rendimiento de este motor permite arrancar sin problemas, a plena carga, en pendientes de hasta el 25%.

La Citroën Berlingo Eléctric dispone de dos modos de recarga, a través de dos enchufes distintos. La carga normal, desde la red eléctrica convencional, se realiza por medio de una toma situada en la aleta delantera derecha. Dependiendo de la intensidad de la corriente, el tiempo de recarga total oscila entre las 8,5 y 15 horas. En cuanto al modo de carga rápida, permite recargar las baterías un 80% en 30 minutos. Se realiza desde una infraestructura de carga específica, con una corriente trifásica de 380 V, a una toma situada en la aleta trasera izquierda, justo en el punto donde está la tapa de carburante en las versiones con propulsor de combustión.

Equipamientos específicos

El Citroën Berlingo Electric tiene un nivel de equipamiento similar al de las versiones con motorización térmica. En el apartado de seguridad, incorpora el control de estabilidad ESP y la ayuda a la arrancada en pendiente Hill Asist de serie.

En el puesto de conducción, el cuadro de instrumentos cuenta con indicador de consumo instantáneo y de generación de energía, situado a la izquierda del cuadro de relojes. Por su parte, en el centro, se localiza un indicador de energía disponible en la batería principal y consumo secundario. Cuando el nivel de carga llega al 20% se enciende un testigo y se reduce el funcionamiento de la calefacción y el aire acondicionado. Estos sistemas se apagan totalmente si la aguja llega al 10%. Además, para gestionar de un modo todavía más eficiente la energía, se puede seleccionar el modo ECO, que neutraliza el consumo de energía asociado a la calefacción o al aire acondicionado para ganar en autonomía.

Valora este artículo
(0 votos)
Saúl Camero

Periodista con 18 años de experiencia en el sector el motor, es especialista en vehículos comerciales y todo lo relacionado con el mundo “furgonetero”: pruebas, contactos, comparativas, técnica, etc.

También cuenta con un amplio bagaje en el sector del transporte profesional y el asociacionismo como redactor de las revistas Transporte Profesional y Truck.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

NoticiasdeFurgonetas.es - Toda la actualidad del sector de los vehículos comerciales e industriales, autocaravanas y de vehículos de pasajeros.

Galería de fotos