Contacto Toyota Hilux VX 2.5 D-4D Doble Cabina: Duro de pelar

Pruebas furgonetas Pruebas furgonetas Toyota Hilux VX 2.5 D-4D

Tras más de cuatro décadas en el mercado, el Toyota Hilux se ha convertido, por derecho propio, en uno de los iconos dentro del segmento de los pick-up, pues no son pocos los mercados en los que es el auténtico rey.

Por ejemplo en el español. Sólo hay que echar un vistazo a las matriculaciones del primer trimestre del año para comprobarlo; tres meses en los que la marca japonesa ha vendido 569 unidades, un 18% más que en el mismo periodo de tiempo de 2014. Pero lo más importante es que Toyota acapara el 50% del mercado nacional en este principio del año, lo que es mucho decir. Cierto es que en nuestro país los pick-up no tienen el mismo peso que en otros países, pero poco a poco cada vez son más los clientes que piensan en este vehículo como una opción que le puede dar múltiples soluciones dependiendo de la necesidad de cada momento.

Habitáculo con una gran terminación

Diseño atractivo

Para empezar, los pick-up han dejado atrás esa imagen robusta pero impersonal de años atrás, para dar lugar a vehículos en los que se cuida mucho su diseño y terminación. Y en este sentido, el Toyota Hilux es uno de los que más mira por su imagen.

Exteriormente, el modelo japonés destaca por un frontal muy sugerente en el que sobresale su parrilla cromada y su amplia toma de aire situada sobre el capó. También los retrovisores son cromados e integran los intermitentes.

Puesto de conducción ergonómico

De su parte lateral llaman la atención sus grandes pasos de rueda, sus neumáticos de 17 pulgadas en medidas 265/55 R17 y sus estriberas en aluminio, una solución muy práctica teniendo en cuenta que facilita mucho la entrada al vehículo dada su altura al suelo.

Al tratarse de una unidad de doble cabina, la caja de carga presenta unas medidas de 1,54 metros de largo, por 1,51 metros de ancho y 47 centímetros de alto, lo que equivale a una superficie de 2,32 m2, con una carga útil de 651 kilos. Como suele ocurre en estos casos, Toyota pone a disposición de los clientes varias opciones de capotas y cubiertas.

Caja de carga amplia

En el interior, lo primero que advertimos es la magnífica habitabilidad que presenta, algo que todos los pick-up sin excepción han ido ganando con el paso de los años. En cuanto a su diseño, señalar que todo el panel frontal está perfectamente rematado, destacando en este caso la gran pantalla táctil multifunción de 6,1 pulgadas desde la que se controla todo el sistema multimedia del vehículo (teléfono, sonido, navegador, etc.), conocido como Toyota Touch & Go. Además, también se puede visionar la cámara de visión trasera, una opción muy útil a la hora de realizar maniobras marcha atrás.

Pantalla táctil con cámara de visión trasera

Eso sí, algunos mandos (bloqueo diferencial trasero, retrovisores eléctricos, etc.) no están en la mejor posición posible (a la izquierda del volante), lo que dificulta un tanto su uso.

En cuanto a las plazas traseras del modelo de la marca japonesa, son bastante amplias, y caben perfectamente tres adultos si el menor problema, si bien el del centro va un poco más justo.

Plazas traseras espaciosas

Por lo demás, su equipamiento es bastante completo (ver tabla), teniendo en cuenta que de los tres acabados posibles (GX, VX y VXL) se beneficia del intermedio, ya que el de mayor rango queda reservado para las variantes con el motor 3.0 D-4D de 171 CV y nuestra unidad de pruebas montaba el 2.5 D-4D de144 CV.

Motor potente

Con todo, nos ponemos en marcha no sin antes advertir que la posición de cara a la marcha está bastante conseguida, y al estar situado en un plano alto sobre el perfil de la carretera, la visibilidad y el control de cuanto nos rodea es perfecto. Tan solo echamos en falta la posibilidad de regular en profundidad el volante.  

Gran capacidad de tracción

Por lo que respecta al motor en sí, lo más destacable que podemos decir es que presenta una magnífica respuesta ante nuestra demanda, pues a las 1.600 vueltas ya notamos un gran empuje, haciéndose presentes sus 343 Nm en un amplio espectro del cuentavueltas, concretamente hasta las 2.800 rpm, lo que deja claro su gran elasticidad.

El hecho de que muestre una gran fuerza a bajo régimen, nos será de mucha utilidad cuando, por ejemplo, vamos a plena carga o precisemos de un extra de potencia cuando circulamos por terrenos abruptos fuera de la carretera.

Palanca de reductora

Porque es justo al dejar atrás el asfalto cuando mayor partido vamos a sacarle al Toyota Hilux. Cierto es que cumple bastante bien al circular por autopistas u otro tipo de vías convencionales, pero no es su fuerte. En cualquier caso, la mecánica no da la sensación de ir forzada cuando alcanzamos velocidad de crucero y ello a pesar de contar únicamente con cinco marchas, pero como quiera que el desarrollo de la 5ª es bastante largo, nos permite llevar una marcha ágil sin problemas (eso sí, no esperemos grandes aceleraciones). Basta un ejemplo: a 120 km/h con la relación más larga engranada, la aguja del cuentavueltas se sitúa en unas interesantes 2.300 rpm. El único “pero” en este caso es su consumo, que supera los nueve litros de media en vías rápidas.

En relación a su comportamiento y su paso por curva, conviene no forzar mucho la máquina, sobre todo si no vamos convenientemente cargados, ya que el tren trasero nos puede dar algún susto al deslizarse hacia afuera más de lo habitual. Ahora bien, llevando una conducción normal y dado que contamos con numerosas ayudas electrónicas, la estabilidad está asegurada en todo momento.

Posibilidad de bloquear el diferencial trasero

Una vez “giramos a la derecha” y salimos del asfalto, es el momento en el que el Hilux da lo mejor que tiene. Se trata de un vehículo capacitado para superar todo tipo de obstáculos sin el menor problema. Por lo pronto, una primera velocidad muy corta sumado al empuje que demuestra en salida, nos permite acometer terrenos rotos con plenas garantías.

En caminos de buen firme se muestra muy solvente gracias a una tracción integral que nos garantiza un tránsito muy seguro. En el momento en el que las cosas se complican contamos con una reductora que nos asegura poder salvar prácticamente cualquier dificultad y afrontar subidas y bajadas de grandes desniveles fácilmente.

Pulsador del bloqueo del diferencial junto al volante

Pero el Hilux todavía va un poco más allá, ya que si se producen pérdidas de tracción de algunas de las ruedas del eje trasero, podemos bloquear el diferencial posterior mediante un interruptor. Se trata de un sistema que funciona por debajo de los 8 km/h (la reductora tiene que estar conectada), por el que el eje trasero se convierte en un eje rígido, transmitiéndose el par por igual entre las dos ruedas, de manera que contaremos con una gran capacidad de tracción aun cuando la adherencia es mínima.

En definitiva, que el Toyota Hilux es un pick-up perfectamente preparado para afrontar terrenos off-road al tiempo que asegura un buen comportamiento en carretera a pasar de su gran tamaño (5,26 metros) y su peso (2.690 kilos).     

Gran capacidad de vadeo

Ficha técnica

Motor

2KD-FTV

Tipo

Inyección directa common rail

Cilindrada (cm3)

2.494

Numero de cilindros

4

Válvulas por cilindro

4

Diámetro x carrera (mm.)

92,0 x 93,8

Relación de compresión

15,6:1

Potencia máxima

144 CV (106 kW)

…a un rég. de giro (rpm)

3.400

Par máximo

343 Nm 

…a un rég. de giro (rpm)

1.600-2.800

TRANSMISIÓN

 

Cambio

Manual 5 velocidades + marcha atrás

Embrague

Monodisco

Accionamiento

ND

Tracción

Integral

DIRECCIÓN

 

Tipo

Asistida

Accionamiento

ND

FRENOS

 

Tipo

Discos ventilados delanteros y tambores traseros

Asistencia a la frenada

ABS de serie

Neumáticos

265/65 R17

SUSPENSIONES

 

Delantera

Dobles triángulos y muelle helicoidal

Trasera

Ballestas

PESOS

 

Tara (kgs.)

2.039

MMA (kgs.)

2.690

Carga útil (kgs.)

651

EMISIONES

 

CO2 gr/km (ciclo mixto)

193

 

 

CONSUMOS (homologados)

 

Urbano (l/100 km/h)

8,7

Interurbano (l/100 km)

6,5

Combinado (l/100 km)

7,3

CAPACIDAD OFF-ROAD

 

Angulo de ataque

30º

Angulo de salida 

22º

Angulo ventral

25º

Angulo máximo de pendiente

48º

Distancia mínima al suelo

212 mm

Equipamiento (elementos principales y opciones):

Serie: ABS, airbag conductor y pasajero, asistente de frenado BA, bloqueo de diferencial trasero, bluetooth y conexión USB, cámara de visión trasera, cierre centralizado con mando, controles de tracción TRC y estabilidad VSC, cristales traseros oscurecidos, diferencial delantero con desconexión automática, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, estribos laterales, lavafaros, filtro partículas DPF, ordenador de abordo, pantalla táctil multifunción, sensor de luz, reparto electrónico de frenada EBD, volante de piel con mandos regulable en altura.

Opcional: Toyota Touch 2 & Go (sistema de navegación, conectividad bluetooth avanzada y acceso a apps), pintura metalizada.

PVP (con impuestos y promocionado): 35.284 €

Valora este artículo
(0 votos)
Saúl Camero

Periodista con 18 años de experiencia en el sector el motor, es especialista en vehículos comerciales y todo lo relacionado con el mundo “furgonetero”: pruebas, contactos, comparativas, técnica, etc.

También cuenta con un amplio bagaje en el sector del transporte profesional y el asociacionismo como redactor de las revistas Transporte Profesional y Truck.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

NoticiasdeFurgonetas.es - Toda la actualidad del sector de los vehículos comerciales e industriales, autocaravanas y de vehículos de pasajeros.

Galería de fotos