Prueba Peugeot Boxer Furgón Pack H2L2 HDI 130: Un auténtico multiusos

Pruebas de furgonetas Pruebas de furgonetas Peugeot Boxer

La nueva Peugeot Boxer es la respuesta para los profesionales que precisan de un furgón con una notable capacidad de carga, con un motor de gran rendimiento de consumo ajustado y con un equipamiento de primerísimo nivel.

Sin tratarse de un vehículo comercial nuevo por completo, sí que introduce las modificaciones suficientes para adecuarle a los estándares actuales dentro del transporte profesional, como es una gran funcionalidad, con un gran número de soluciones desde el punto de vista de la ayuda a la conducción.

Y todo ello sin olvidarnos de unos propulsores optimizados, con un sistema de inyección redefinido, cuyo resultado es un menor consumo respecto a los anteriores motores del modelo francés, que en el caso de incluir el sistema Start & Stop se aproxima a los dos litros de media.

Muy atractiva

Mejoras que han venido acompañadas de un rediseño tanto a nivel externo como interno, cuyo resultado es una Peugeot Boxer muy atractiva y actual, como corresponde a un vehículo moderno que sigue los cánones establecidos en todos los modelos de la marca, incluidos los turismos.

Un claro ejemplo de ello es el nuevo frontal, con unos faros muy perfilados que ahora integra las luces diurnas tipo led en opción. La parrilla se ha inspirado en la del 308, uno de los turismos de mayor éxito de la marca, mientras que el paragolpes presenta unas dimensiones que le dan a esta furgoneta una gran sensación de robustez. En la parte trasera, la variación más significativa son unas ópticas que aseguran una mayor visibilidad lateral.

El interior del vehículo comercial francés, sin ser completamente nuevo, incluye una serie de cambios que le otorgan un aire muy innovador. Así, una gran consola central recoge el equipo sonido controlable desde una pantalla táctil de 5 pulgadas, desde la que se pueden manejar el navegador y visionar la parte trasera del vehículo en las maniobras de aproximación al aparcar gracias a la cámara de visión trasera.

Mantener el interior en perfecto orden tampoco resulta complicado en la Peugeot Boxer, en tanto que como viene siendo habitual en los furgones de última generación, se encuentran repartidos numerosos huecos portaobjetos por toda la cabina, en los laterales de las puertas, en el frontal o por encima del parabrisas. Por su parte, el respaldo de la plaza central se despliega dando lugar a una práctica mesa.

Un gran equipamiento

A todo ello hay que sumar todas las posibilidades que Peugeot ofrece de ayuda a la conducción, con varios “packs” que no dejan ninguna posibilidad al azar. Destacar en este sentido el “pack confort” (605 €), que incluye asiento de conductor con suspensión neumática, climatizador, faros y limpiaparabrisas automático y volante multifunción de piel. Interesante también es el “pack city” (448 €), que comprende los sensores de aparcamiento traseros con cámara y los retrovisores abatibles eléctricamente.

Otro de los paquetes que merecen especial mención es el “pack seguridad”
(408 €)
, que propone airbag doble de pasajero, detección de baja presión de neumáticos y aviso de cambio involuntario de carril.

Desde el punto de vista de la seguridad, la furgoneta francesa monta de serie todo lo que se puede pedir a un vehículo moderno, con ABS, ayuda a la frenada de emergencia AFU, controles de tracción y estabilidad, control adaptativo de la carga (LAC) y sistema de arrancada en pendiente Hill Holder. Opcionalmente, podemos añadir Grip Control, un sistema que garantiza el agarre de las ruedas en firmes de poca adherencia cuando hay exceso de barro, nieve o hielo, y también el control de velocidad de descensos (HDC), que permite al conductor mantener la velocidad por debajo de los 30 km/h al acometer un pendiente con al menos un 8% de desnivel sin tener que accionar el acelerador o el freno.

Varias posibilidades de uso

Las variantes furgón de la Peugeot Boxer están disponibles con cuatro longitudes y tres alturas. Para nuestra prueba disponíamos de la versión L2H2 de 5,41 metros de largo, por 2,52 metros de largo, con una caja de carga de 3,12 metros de largo, 1,93 metros de alto y 1,87 metros de ancho, con una anchura entre los pasos de rueda de 1,42 metros, para un volumen útil de 11,5 m3. Todo ello con una carga efectiva de 1.500 kilos.

Las operaciones de carga y descarga no representan problema alguno gracias a una puerta lateral con unas dimensiones de 1,25 metros de ancho por 1,75 metros de alto, mientras que la trasera de doble hoja llega a los 1,56 metros de ancho por los 1,79 metros de alto. Por su parte, el plano de carga se encuentra a poco más de 500 milímetros del suelo, como corresponde a un tracción delantera.

En cuanto al motor, en esta ocasión disponíamos de la configuración 2.2 HDI de 130 CV, que entregaba un par máximo de 320 Nm y asociaba un cambio manual de 6 relaciones. Señalar además que también están disponibles otros dos motores de idéntica cilindrada de 110 y 150 CV, y un cuarto 3.0 HDI de 180 CV y 400 Nm de par.

En líneas generales se trata de una mecánica más que cumplidora, que hace moverse con soltura a la Boxer en cualquier tipo de escenario sin problemas y sin que prácticamente en ningún momento tengamos la sensación de ir “atrancados”. Unicamente a plena carga y si transitamos por zonas con desniveles muy pronunciados podemos echar en falta una potencia extra.

No se trata de un motor que destaque por su explosividad al iniciar la marcha, pero tampoco podemos decir que se quede atrancado en los primeros metros, ya que a las poco más de 1.700 rpm ya notamos el suficiente empuje bajo nuestro pie derecho para ir ganando inercia de forma rápida apoyados en un cambio bastante rápido de reacciones. Además, siempre que mantengamos el régimen de funcionamiento por encima de esas 1.700 vueltas el vehículo saldrá airoso de prácticamente cualquier circunstancia. Ello nos permitirá circular a marchas altas sin tener que tirar del cambio de forma continuada, incluso cuando la carretera pica hacia arriba. Una simbiosis motor/cambio que hará que nunca tengamos la sensación de ir forzados.

En carreteras tipo autovías, la mecánica se muestra bastante solvente. Eso sí, al circular altos de revoluciones (a 120 km/h en 6ª, el tacómetro marca 2.600 vueltas), la rumorosidad que percibimos en la cabina es algo alta, que no molesta.

En circuito urbano, la Peugeot Boxer se desenvuelve con una gran suficiencia, teniendo en este sentido especial incidencia una dirección muy precisa, con un volante que no llega las cuatro vueltas entre topes (3,87), con lo que la maniobrabilidad queda garantizada incluso ante continuos cambios de trayectoria cuando circulamos por la ciudad. El hecho de no llegar a los 5,5 metros de longitud y que los voladizos no sean excesivamente largos ayuda en gran medida en este sentido.

Tampoco tenemos que preocuparnos en exceso del consumo, pues en ningún caso irá mucho más allá de los 9,5 litros de media durante nuestro tránsito por la urbe, lo que supone más de un litro y medio de ahorro con respecto al modelo sustituido, teniendo en cuenta además que nuestra unidad de pruebas contaba con Start & Stop.

Por lo que respecta a su comportamiento, el vehículo comercial francés es bastante noble de reacciones. No podemos obviar que al tratarse de un furgón con tracción delantera es inevitable que aparezcan los subvirajes típicos en estos casos a la hora de negociar las curvas, pero es cierto que tampoco son muy acusados y que la sensación de seguridad es siempre muy alta.

Además, los deslizamientos de la carrocería y del tren trasero no son muy perceptibles incluso cuando forzamos la marcha. Ir cargados con 500 kilos y la presencia de las ayudas electrónicas mitigan mucho los típicos balanceos del vehículo, hasta el punto de tener la percepción en determinadas circunstancias de estar a los mandos de un tracción trasera por su estabilidad y adherencia en su devenir.

El semáforo

Despunta

  • Diseño e imagen
  • Motor cumplidor y económico
  • Equipamiento y precio de opciones

Superable

  • Rumorosidad
  • Sin volante en altura
  • Acceso cabina

Ficha técnica

MOTOR

 

Marca

Peugeot

Modelo

2.2 HDI 130 Euro 5

Tipo

Inyección directa common rail

Numero de cilindros

4

Válvulas por cilindro

4

Cilindrada

2.198 cc

Diámetro x carrera (mm.)

ND

Relación de compresión

16,2:1

Potencia máxima

130 CV (96 kW) a 3.500 rpm

Par máximo

320 Nm a 1.800 rpm

TRANSMISIÓN

 

Caja de cambios

6 velocidades + marcha atrás

Embrague

Monodisco

Accionamiento

Electrohidráulico

Tracción

Delantera

CHASIS

 

Suspensión delantera

Ruedas independientes tipo, pseudo McPherson con brazos triangulados y barra de torsión

Suspensión trasera

Eje rígido con ballestas

Frenos

Discos delanteros ventilados y discos traseros. Sistema antibloqueo ABS

Dirección

Asistida

Accionamiento

Cremallera

Neumáticos

215/70 R15C

PESOS

 

Tara (kgs.)

2.000

MMA (kgs.)

3.500

Carga útil (kgs.)

1.500

EMISIONES

 

CO2 gr/km (ciclo mixto)

189

   

CONSUMOS (durante la prueba)

 

Urbano (l/100 km/h)

9,56 a 27,54 km/h

Interurbano (l/100 km)

7,12 a 87,49 km/h

Autopista (l/100 km)

9,01 a 108,02 km/h

ACELERACIONES (en vacío)

De 0 a 100 km/h.

13,64 seg.

0-400 metros

18,84 seg.

0-1.000 metros

37,54seg.

 RECUPERACIONES (en vacío)

60 a 100 km/h en 4ª marcha

8,66 seg.

60 a 120 km/h en 4ª marcha

15,49 seg.

80 a 120 km/h en 4ª marcha

12,34 seg.

80 a 120 km/h en 5ª marcha

13,21 seg.

Equipamiento (elementos principales y opciones)

ABS

Serie

Airbag conductor

Serie

Airbag acompañante (doble)

Opc. 204 €

Aire acondicionado/climatizador

Serie/Pack confort   605 €

Alarma

Opc. Precio no disponible

Bluetooth manos libres

Serie

Cierre centralizado/ mando

Serie

Control de velocidad crucero con limitador

Serie

Controles de estabilidad (ESP) y tracción (ASR)

Serie

Cuentarrevoluciones

Serie

Elevalunas eléctricos

Serie

Encendido automático luces/limpiaparabrisas automáticos

Pack confort (605 €)

Faros antiniebla delanteros

Opc. 119 €

Navegador con pantalla táctil

Opc. 278 €

Ordenador de abordo

Serie

Retrovisores eléctricos/abatibles

Serie/pack City

Sensores aparcamiento traseros (cámara de visión trasera) Pack city

Opc. 448 €

Start & Stop

Serie

Volante regulable altura/ profundidad

ND/Serie

PVP (IVA, transporte y sin impuesto de matriculación. Descuento promocional para autónomos incluido): 23.672 €

 

 

Valora este artículo
(4 votos)
Saúl Camero

Periodista con 18 años de experiencia en el sector el motor, es especialista en vehículos comerciales y todo lo relacionado con el mundo “furgonetero”: pruebas, contactos, comparativas, técnica, etc.

También cuenta con un amplio bagaje en el sector del transporte profesional y el asociacionismo como redactor de las revistas Transporte Profesional y Truck.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

NoticiasdeFurgonetas.es - Toda la actualidad del sector de los vehículos comerciales e industriales, autocaravanas y de vehículos de pasajeros.

Galería de fotos