Contacto Peugeot Rifter Long BlueHDI 130 CV GT Line

Contacto Peugeot Rifter Long BlueHDI 130 CV GT Line Contacto Peugeot Rifter Long BlueHDI 130 CV GT Line Noticias de furgonetas

A medio camino entre un SUV y un monovolumen, el Peugeot Rifter, a pesar de estar basado en el comercial Partner -se fabrica en la planta de Vigo del Grupo PSA-, pasa por ser un vehículo de una gran habitabilidad y con una dotación tecnológica de primerísimo nivel.

Por lo pronto, la variante elegida para esta prueba presenta una carrocería alargada en 35 centímetros respecto a la variante estándar -para 4,75 metros-, fruto de alargar la batalla 19 centímetros, de 2,78 metros a 2,97 metros, y 16 centímetros el voladizo trasero, desde los 726 centímetros hasta los 886 centímetros.

Resultado de todo ello, el Rifter cuenta con tres filas de asientos (2-3-2), con butacas   individuales en cada una de ellas que permite acomodar hasta siete pasajeros sin el menor problema.

Excelente presentación interior del Peugeot Rifter

Pero más allá de su capacidad porteadora -de la que hablaremos más adelante-, tenemos que comenzar alabando el diseño del vehículo, que sigue las pautas marcadas para el resto de modelos de la marca del león.

A nivel externo, la sensación que ofrece el Rifter es de robustez, todo ello adornado en esta variante GT Line con ciertos detalles que le dan un toque de elegancia muy acusado, como las barras en el techo, la parte baja de la parrilla cromada, al estilo de los SUV, o las llantas de aleación de 16 pulgadas. A ello hay que añadirle en nuestra versión de pruebas el gancho para remolque que incluye.

Interior muy habitable en el Rifter

Pero es quizás en el interior donde se advierte un ejercicio de estilismo más acusado. En este sentido, cobra especial relevancia el puesto de conducción conocido como Peugeot i-Cockpit, en el que destaca el volante con dos zonas planas, que garantizan una mejor sujeción, el cual, además, se sitúa en un plano más bajo de lo habitual, lo que facilita la lectura del cuadro de relojes.

Buenas posición cara a la marcha en el Peugeot Rifter

A ello hay que sumarle la pantalla táctil capacitiva de 8 pulgadas desde la que se controlan numerosos parámetros del vehículo y que se encuentra muy a mano del conductor.

También sobresale el túnel central, en el que localiza la rueda para gestionar el cambio automático -no existe palanca al uso-, el pulsador del modo ECO y el relativo a la desconexión del control de tracción. Ello se completa con un gran compartimento con tapa para dejar los objetos personales. 

En la parte trasera contamos con dos filas de asientos, la primera con tres butacas individuales y la segunda con dos. Lo bueno de ambas es que todas ellas son individuales y totalmente modulables e incluso extraíbles, de manera que podemos configurar el interior según nuestra necesidad.

Asientos cómodos en la segunda fila

Así, con todas las plazas en perfecto orden de marcha, el hueco para el maletero es de 209 litros, que pueden llegar a los 400 litros gracias a la posibilidad de desplazar longitudinalmente la tercera fila -no así la segunda-. Ahora bien, si retiramos por completo los dos asientos posteriores, la capacidad llega hasta los 1.050 litros, con una superficie plana de 1,35 metros de largo, que incluso puede superar los 3 metros si abatimos convenientemente el asiento del copiloto y el del lado derecho de la segunda fila.

Destacar que las dos plazas traseras pueden dar cabida a sendos adultos, con lo que son reales, no como en otros casos en los que únicamente están habilitadas para niños o personas de poca corpulencia. Eso sí, el acceso a las mismas es un tanto dificultoso.

Acceso complicado a la tercera fila del Peugeot Rifter

Y aunque no era el caso de nuestra unidad, el Peugeot Rifter Long dispone, según versiones, de soluciones tan ingeniosas como el techo Zenith, que se compone de un cofre de almacenamiento de 60 litros de capacidad y un arco flotante translúcido que permite disfrutar de 14 litros más, y un compartimento de 18 litros semejante a los armarios que hay encima de los asientos de los aviones.

Gran motor para el Rifter

Con todo, señalar que nuestro Rifter venía provisto del motor 1.5 BlueHDi de 130 CV, el cual asociaba el eficacísimo cambio automatizado EAT8 de ocho relaciones con convertidor de par.

Una vez en nuestro puesto de mandos, la posición cara a la marcha es perfecta -tirando a alta-, mientras que la sensación cuando agarras el volante achatado es la de encontrarnos ante un vehículo de superior categoría.

Asientos individuales y modulables

A partir de aquí, y una vez arrancado el propulsor, tenemos que advertir que su rumorosidad es algo más alta de lo normal en frío, una percepción que desaparece por completo a medida que ganamos agilidad.

Ni que decir tiene que la simbiosis entre mecánica y transmisión es perfecta, de manera que podemos ir subiendo de marchas rápidamente -el salto entre relación y relación es apenas imperceptible- hasta alcanzar la velocidad de crucero idónea en pocos segundos.

Dependiendo de la necesidad, podemos jugar con el cambio a nuestra conveniencia, ya que, pisando el acelerador con mayor o menor vehemencia, el motor estira las revoluciones antes del salto de marcha incluso por encima de las 3.500 rpm.

Plazas de la tercera fila del Peugeot Rifter amplias

Solo por poner un ejemplo, en casos como a la hora de hacer un adelantamiento, es capaz de reducir hasta tres relaciones en cuestión de milisegundos para ganar en aceleración, con lo que este tipo de maniobras no tienen por qué preocuparnos con el Rifter. Además, mantiene la inercia incluso a plena carga y en carreteras de montaña sin el menor problema siempre que nos mantengamos por encima de las 1.700 rpm. Por cierto, esta variante, también permite cambiar de velocidad a modo secuencial mediante unas levas situadas tras el volante.

A nivel de confort, decir que el modelo francés responde perfectamente a nuestras expectativas. Con unas suspensiones perfectamente taradas y un ajuste de la dirección más que notable -la maniobrabilidad es de las mejores de su segmento-, el comportamiento de este vehículo en cualquier tipo de terreno es encomiable, y en todo momento disfrutamos de un devenir placentero y con una alta dosis de seguridad.

Hasta 1.000 litros de capacidad con la tercera fila plegada

Destacar, por último, que la dotación del Rifter es de latos vuelos. A los elementos habituales se le puede sumar el paquete safety plus que incluía la unidad probada (ver equipamiento), pudiéndosele añadir el sistema ‘Grip Control’, que va asociado a los neumáticos M+S, por el que podemos, mediante una rueda, gestionar la motricidad dependiendo del terreno por el que circulemos (tierra, nieve, etc.). Además, el hecho de que se combine con el asisten de control de descenso, nos permitirá circular fuera del asfalto con cierta seguridad.      

Rueda para gestionar el cambio automático

Ficha técnica

Motor

Peugeot

Tipo

Turbodiésel inyección directa

Cilindrada (cm3)

1.499

Numero de cilindros

4

Válvulas por cilindro

4

Potencia máxima

130 CV (96 kW)

…a un rég. de giro (rpm)

3.750

Par máximo

300 Nm 

…a un rég. de giro (rpm)

1.750

TRANSMISIÓN

 

Cambio

Automático 8 velocidades

Accionamiento

 

Tracción

Delantera

DIRECCIÓN

 

Tipo

Asistida de cremallera. Accionamiento eléctrico

FRENOS

 

Tipo               

Discos ventilados delanteros y discos traseros

Neumáticos

215/65 R16

SUSPENSIONES

 

Delantera

Eje con ruedas tipo McPherson con barra estabilizadora; amortiguadores telescópicos hidráulicos

Trasera

Eje de traviesa deformable; amortiguadores telescópicos hidráulicos

PESOS

 

Tara (kgs.)

1.668

MMA (kgs.)

2.340

Carga útil (kgs.)

672

EMISIONES

 

CO2 gr/km (ciclo mixto)

120

CONSUMOS (durante la prueba)

 

Urbano (l/100 km/h)

6,32 a 28,29 km/h

Interurbano (l/100 km)

5,85 a 89,14 km/h

Autopista (l/100 km)

6,25 a 118,25 km/h

Gran comportamiento en carretera del Peugeot Rifter

Equipamiento versión probada:

ABS, acceso arranque manos libres, airbag conductor y pasajero/laterales, cierre centralizado con mando, climatizador bizona, control de tracción y estabilidad, control de velocidad de crucero, detector de obstáculos delantero y trasero con cámara de visión trasera con cámara surround rear visión, equipo de sonido con USB, faros antiniebla delanteros, navegador 3D, gancho remolque, pack visibilidad (encendido automático de luces/limpiaparabrisas y volante multifunción), retrovisores eléctricos calefactables, start & stop, volante regulable en altura y profundidad, pack safety plus (avisador de cambio involuntario de carril, lectura de señales de tráfico, frenado automático de emergencia, regulador y limitador de velocidad, lectura inteligente de límites de velocidad, conmutación automática de las luces de carretera y cruce, y vigilancia activa de cansancio con cámara).

PVP (con impuestos): 30.650 €

Valora este artículo
(0 votos)
Saúl Camero

Periodista con 18 años de experiencia en el sector el motor, es especialista en vehículos comerciales y todo lo relacionado con el mundo “furgonetero”: pruebas, contactos, comparativas, técnica, etc.

También cuenta con un amplio bagaje en el sector del transporte profesional y el asociacionismo como redactor de las revistas Transporte Profesional y Truck.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Lo+ leído este mes

NoticiasdeFurgonetas.es - Toda la actualidad del sector de los vehículos comerciales e industriales, autocaravanas y de vehículos de pasajeros.

¡Suscribete al Newsletter de Noticias de Furgonetas!

Suscribirse

Actualidad, novedades y toda la información de los Vehículos Comerciales y Furgonetas - Recibe en tu correo las Noticias de las marcas de Furgonetas
captcha 
Acepto los Términos y Condiciones y las Política de privacidad